COMUNICKANDA

Un espacio comunicativo de la Universidad de Estudios Internacionales de Kanda, Japón

CHRISTIAN PEÑALOZA: CRUZANDO FRONTERAS… EL PODER DEL CEREBRO

COMUNICKANDA / Sakura Furuya, Naoya Kurishima y Ryunosuke Ito

christian peÑaloza innovador reconocido por mit

 “En un futuro no muy lejano ya no vamos a necesitar teléfonos inteligentes. Tendremos un “chip” en la cabeza que enviará mensajes, encenderá aparatos, estará lleno de información y podremos hasta grabar nuestros sueños”, según la visión de Christian Peñaloza, investigador mexicano que trabaja en el conocido Laboratorio Ishiguro de Inteligencia Robótica, en la Universidad de Osaka.

Cruzar las fronteras entre la ficción y la realidad, se ha vuelto para él tan natural como lo fue cruzar diariamente la frontera geográfica entre su natal Tijuana y el sur de Estados Unidos, para completar sus estudios básicos. Así, sus primeros contactos internacionales le permitieron soñar con ser investigador en el paraíso de la ciencia y la tecnología: Japón.

Es justo en este país donde ha desarrollado AURA, un dispositivo para procesar señales del cerebro que se convierten en movimientos. En varios foros ha demostrado cómo una persona con discapacidad puede mover tres brazos, controlar una prótesis o una silla de ruedas, con la mente.

“Lo que hacemos es que ponemos unos electrodos en la cabeza y con esos podemos codificar o leer lo que la persona piensa y enviamos el control a un robot, o lo podemos aplicar a una silla de ruedas. En la sociedad hay mucha gente con discapacidad. …este tipo de tecnología puede ser muy útil”, explica.

Otra de las aplicaciones de su investigación es, en sus propias palabras: “un poquito más futurista… hacer lo que se llama ‘multi-tarea’. Esta tecnología puede hacer que las personas controlen varias acciones con el cerebro, aunque ya estén plenamente ocupados en una actividad”.

Los avances de este inventor mexicano se han comparado a las pruebas que hace Facebook buscando sistemas para que la gente escriba con el pensamiento, o compañías de autos que están diseñando modelos que reciban señales del cerebro para evitar accidentes.

Su trabajo podría parecer ciencia ficción y confiesa que incluso algunas películas (como Surrogates, protagonizada por Bruce Willis) le inspiraron a desarrollar algunos de sus modelos robóticos. Pero se trata de proyectos y de tecnología que ya encontramos en la vida actual.

En el caso de Peñaloza, esta especie de casco que conecta electrodos a la cabeza de una persona para codificar sus pensamientos y controlar un robot o mover una silla de ruedas, ya es una realidad. Precisamente por esta invención que permite a personas con parálisis una posibilidad de movimiento, Peñaloza fue reconocido en el 2016 como el “Innovador del año” por el MIT Technology Review. Es además el presidente del Capítulo Japón de la Red de Talentos Mexicanos.

Los reconocimientos de importantes organizaciones internacionales son un gran incentivo ahora, pero para alcanzarlos tuvo que decir adiós a su propio país ¿por qué tuvo que salir de México?

christian peÑaloza invento neurociencia

Como antes había mencionado, su experiencia de juventud, de cruzar todos los días la frontera para ir a estudiar en Estados Unidos le permitió soñar con ser un investigador a escala global. Desafortunadamente, en México no le dieron recursos o espacios para este tipo de proyectos.

En su opinión, la fuga de cerebros sí es un problema, pero también es una oportunidad para observar las cosas desde otras perspectivas y está seguro de que muchos mexicanos talentosos quieren contribuir con su país.

“Yo vivo en Japón, pero tengo mucho contacto con universidades y empresas en México. Los mexicanos que están afuera pueden ayudar a México para que se desarrolle con mejor ciencia, mejor tecnología y mejores proyectos”, dice.

Como ejemplo él mismo ha luchado por hacer el costo de su invento accesible a más personas para que esté disponible en su propio país. Con esto, evidencia que la “fuga de cerebros” es la búsqueda de oportunidades de desarrollo en otros lugares, pero que el talento mexicano busca devolver a su tierra el beneficio de lo aprendido.

“Un asunto que sería clave en México es dar más presupuesto a la investigación, a la ciencia y tecnología”, comenta el talentoso científico, que fue rechazado repetidamente por programas de becas y organizaciones de investigación del gobierno mexicano.

Finalmente, con recursos de su familia y trabajando en un restaurante, se costeó la vida y una maestría en Japón. Aquí, superando también barreras lingüísticas y el choque cultural, se abrió oportunidades para concluir su doctorado y ahora el mismo gobierno japonés le ha dado los recursos que su propio país le negó para desarrollar sus inventos.

Christian Peñaloza es Ingeniero en Computación con estudios de Maestría en Ciencias de la Ingeniería y Doctorado en Neurociencia Cognitiva, de universidades en Estados Unidos y Japón.

Su sueño es tener su propio laboratorio de innovación tecnológica: “…invitar a otros investigadores de todo el mundo a que vengan a mi laboratorio y podamos desarrollar más tecnologías futuristas. Y que al mismo tiempo podamos vincularnos con empresas para poder comercializar estas tecnologías y hacerlas más accesibles a toda la gente”.

Un verdadero cambio en México requiere mayor presupuesto para la academia e investigación.

Salir de México no ha sido pose ni capricho sino la necesidad de brillantes investigadores para desarrollar proyectos que han de retribuir beneficios a su país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14/01/2019 por en Actualizaciones.
A %d blogueros les gusta esto: